¿Por qué una separación de pareja es mala?

“Fue amor a primera vista”, “Éramos amigos y de repente nos enamoramos”, “Nos hemos pasado horas hablando sin vernos y surgió el amor”… Los principios de las relaciones de pareja pueden ser de mil maneras diferentes, pero siempre tienen algo en común: son increíbles. Sin embargo, al final de esa relación, cuando llega la separación de pareja, no podemos decir lo mismo.

Lleváis razón, en todos los principios nos “vendemos” muy bien para que la otra persona nos “compre”, mostramos nuestra mejor cara. Luego comienzan a llegar los problemas de pareja (discusiones en pareja, celos, deterioro en la sexualidad con tu pareja…) que provocan una gran inestabilidad emocional. Cuando todo eso se hace demasiado pesado en nuestra mochila llega la separación de pareja.

Ese final en la relación nos lleva, en ocasiones, a un bloqueo emocional donde nos comportamos de forma “brutal” con la otra persona. Los finales son siempre complicados, pero son malos cuando:

  • Borramos todos los sentimientos positivos hacia el otro.
  • Nos centramos en hacerle daño por todo lo ocurrido.
  • Deja de importarnos lo que le ocurra.
  • Sólo nosotros somos importantes.

 

¿Cómo llevar a cabo una separación de pareja sana?

Es fácil entender que si una relación de pareja acaba en una ruptura es porque no se han podido superar los conflictos de pareja. Lo difícil de entender en una separación de pareja es que tu futuro ex NO es lo siguiente:

  • NO es tu enemigo. No estás en una batalla y esa persona es el enemigo a batir. Ha sido tu compañero de vida, conviértelo en tu compañero de separación. Trátalo como te gustaría que te tratara a ti, por lo menos con respeto.
  • NO es tu papelera. Ahora no es el momento de soltar todo lo que te has ido callando, todos los sentimientos negativos reprimidos. No puedes usarlo como un cubo al que echar todo lo malo para quedarte a gusto. Hay que aprender a expresar lo que nos hace daño en el momento y a hacerlo de forma correcta.
  • NO es el único culpable. Seguro que ha hecho muchas cosas mal, seguro que tiene muchos defectos, seguro que ha metido la pata mil veces. Pero, ¿y tú? Hazte responsable de un 50% de la relación, analiza qué pasos has dado tú para llegar hasta aquí (los suyos te lo sabes muy bien).
  • NO tienes que ganarle. Si tu objetivo es que esa persona pierda y tú ganes, vas por mal camino. Así siempre acabaréis perdiendo los dos, porque tú perderás una parte muy importante de ti en esta lucha. Intenta que ambos salgáis con la sensación de haber ganado una posible futura relación cordial.

Si sentís que es el momento de iniciar un proceso de separación con tu pareja y estas pautas no son suficientes, desde Promethea podemos ayudaros con una mediación. Si estás pasando por una crisis con tu pareja también os podemos ayudar mediante terapia de pareja. Recordad que podéis acudir a nosotras si buscáis un psicólogo en Granada porque vivís aquí o podemos llegar a donde estéis con la terapia online.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!

A continuación te mostramos las cookies que utilizamos para ofrecerte una mejor navegación. Aquellas cookies que no son necesarias podrás activarlas o desactivarlas en función de tus necesidades.


Para poder navegar por nuestra página web, las siguientes cookies técnicas son necesarias para una correcta navegación.
  • Redux_current_tab
  • Redux_current_get
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined
  • wordpress_gdpr_privacy_policy_accepted
  • Wordpress_test_cookie

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios